Un poco de historia: de Colonias, Ocupaciones y Comunistas

Un poco de historia para situarnos en contexto…

La ocupación japonesa

Durante la II Guerra Mundial los japoneses ocuparon las por entonces llamadas Indias Orientales Holandesas. El territorio de la actual Indonesia era parte del imperio colonial holandés, quienes reprimían todo intento de expresión nacionalista. Los japoneses, para conseguir el apoyo y movilización de los indonesios contra las fuerzas aliadas occidentales durante la II Guerra Mundial, promovieron el sentimiento nacionalista y apoyaron el surgimiento de nuevos líderes como Sukarno. Sukarno se convirtió en el líder nacional en la lucha por la independencia. Fue apresado y estuvo en prisión hasta que fue liberado por los japoneses.

Los japoneses apoyaron el nacionalismo indonesio y a cambio los nacionalistas indonesios colaboraron con los japoneses. Sin embargo, tras dos meses de ocupación los japoneses prohibieron el uso de la palabra “Indonesia” como nombre de la nación, así como el uso de la bandera indonesia. De hecho, cualquier tipo de debate, organización o propaganda relativa a un gobierno u organización política del país estaba prohibida. La idea era anexionar el territorio a Japón. Sólo cuando vieron de cerca la derrota de la guerra se plantearon seriamente la independencia de Indonesia. Aún así, más que la independencia de la nueva nación el objeto era desmantelar económica y socialmente la colonia holandesa.

La ocupación japonesa terminó oficialmente con la rendición en el Pacífico y dos días después, el 17 de agosto de 1945, Sukarno y Hatta proclamaron la independencia de la nueva República de Indonesia.

Durante la ocupación japonesa murieron aproximadamente cuatro millones de personas, de los cuales 2,4 millones murieron de hambre en Java entre los años 1944 y 1945.

Sukarno-declares-Indonesian-independence_1945

Sukarno en la Declaración de Independencia de Indonesia. 17 de agosto de 1945

El gobierno de Sukarno

El proceso de independencia de Indonesia fue dramático. Sukarno se convirtió en el primer presidente de un país desorganizado y herido. Holanda no reconoció la independencia indonesia hasta 1949, por lo que aún hubo de resistir a los intentos de recolonización tanto por la vía diplomática como por la militar. Y a las rebeliones comunistas que surgieron como reacción a algunas concesiones territoriales.

Los primeros años de la nueva democracia parlamentaria fueron caóticos y muy inestables. Las ideas en cuanto al futuro de Indonesia eran muy diferentes entre los partidos: los nacionalistas querían un estado secular, los comunistas un estado comunista y los islamistas un estado islamista. Además, en el plano económico la insatisfacción era cada vez mayor, pues la economía seguía en manos de las empresas holandesas y de los chinos-indonesios.

Tras una década en la que la Revolución Nacional Indonesia aún estaba en marcha, por fin en 1955 se llevaron a cabo las primeras elecciones democráticas del archipiélago. Sin embargo, los cuatro partidos que obtuvieron el 80% de los votos eran antagónicos (los nacionalistas de Sukarno, el Partido Comunista y dos partidos pro-islamistas), por lo que la inestabilidad política continuó. La Asamblea Constitucional fue incapaz de crear una nueva constitución porque el tema de introducir o no la ley islámica en ella los llevaba a un callejón sin salida.

Tras este caótico periodo de democracia parlamentaria, Sukarno suprimió en 1956 todos los partidos e instituyó  en 1959 la democracia dirigida para acabar con la inestabilidad y las revueltas. Apoyó al Partido Comunista y con la ayuda de la Unión Soviética y China comenzó una política exterior anti-imperialista. Nacionalizó las empresas holandesas y expulsó a unos 40.000 ciudadanos holandeses de Indonesia. Se prohibieron las películas y los libros estadounidenses y se quemaron los álbumes de los Beatles. En 1965 Indonesia salió de la organización de las Naciones Unidas porque estaba “dominada por los imperialistas”.

Para entonces, el Partido Comunista tenía unos 3 millones de miembros y era el partido más fuerte del país. Militares, nacionalistas y grupos islámicos miraban con pavor el rápido crecimiento del comunismo.

Sukarno puso su esfuerzo en unir política e ideológicamente un vasto territorio de más de 200 millones de habitantes. Pero la gestión económica fue pésima y la economía de Indonesia se deterioró rápidamente. Indonesia estaba siendo reconocido en el panorama internacional pero el pueblo aún seguía sumido en la pobreza.

En octubre de 1965  hubo un intento de golpe de estado (de origen bastante confuso, pues los militares lo achacaron al Partido Comunista mientras que éstos rechazaron la acusación como una excusa de los militares para obtener el poder), que llevó al poder al general Suharto, apoyado por Estados Unidos ante el progresivo crecimiento del Partido Comunista de Indonesia.

El gobierno de Suharto

Se ilegalizó el partido Comunista y se sucedieron asesinatos en masa de cientos de miles de simpatizantes comunistas. Sukarno permaneció bajo arresto domiciliario hasta su muerte en 1970.

Tras 22 años de Sukarno en el poder, comenzaba un nuevo orden y 31 años de mandato del nuevo presidente Suharto. Desnacionalizó las empresas estatales y animó a los inversores extranjeros a invertir en Indonesia, lo que estabilizó la economía y palió la pobreza y el hambre del pueblo.

Sin embargo, Suharto introdujo severas restricciones en la prensa, hacia los disidentes y los partidos políticos. También con Suharto se creó una nueva élite.

Seguir leyendo El gobierno de Suharto 2

You may also like...

3 Responses

  1. 13 octubre, 2014

    […] La producción de batik floreció durante todo el siglo XIX hasta las primeras décadas del siglo XX en Java, pero disminuyó drásticamente a partir de 1942 cuando los japoneses ocuparon el país y comenzó uno de los periodos más duros en la historia del país. […]

  2. 28 diciembre, 2014

    […] la ocupación japonesa contribuyó a esta disminución, ya que la paralización de los intercambios comerciales hizo que […]

  3. 24 julio, 2015

    […] Garuda tiene una posición muy noble e importante en la tradición de Indonesia desde hace cientos de años, y es incluso el símbolo nacional del país. En él, sujeta con sus garras el lema de Indonesia: Bhinneka Tunggal Ika, que en javanés antiguo significa “Unidad en Diversidad”, aunque se remonta tan solo a unas décadas atrás, cuando Indonesia se formó como país independiente. […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Textiles de Indonesia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR