El proceso de Ikat

Listo-para-tejer

Lo que distingue al Ikat de otros métodos de teñido por reserva es que los hilos son teñidos antes de ser tejidos para formar la tela. Los hilos se atan entre sí en pequeños manojos con algún material que no permita que el tinte penetre en esa zona. Después de aplicar el tinte, las zonas que se han anudado se sueltan para dejar visible el diseño que se ha creado con el color original de la hebra y se ponen a secar antes de ser colocadas en el telar para comenzar a tejer. Es un complejo proceso que tradicionalmente ha sido trabajado por las mujeres desde el principio hasta el final.

HILADO

Tropenmuseum Collection (CC)

Mujeres hilando a mano. Roti, Nusa Tenggara. 1900-1940

El primer paso para crear un tejido es siempre la transformación de las fibras naturales en hilo. Pese a que está extendido el uso de la rueca para hilar, en Indonesia aún continua vigente el hilado a mano con el huso, pues es más valorado ya que se considera parte de la herencia cultural, además de que el espesor y uniformidad de los hilos que se logran es de una calidad superior a la de los hilados con la rueca, lo que facilita el posterior teñido para obtener colores más ricos y consistentes.

Ver la transformación completa del algodón en hilo aquí.

ATADO

El proceso de Ikat comienza colocando los hilos juntos entre sí y debidamente tensionados en un bastidor de madera. Para el Ikat de urdimbre los hilos se colocan de manera vertical, mientras que para el Ikat de trama los hilos se colocan de manera horizontal. A continuación se dibuja el diseño con tiza o pinturas. En la mayoría de las regiones los diseños se improvisan, aunque siempre siguiendo el estilo tradicional de cada zona que determina el número de bandas o rayas, su anchura, colores y el diseño en general.

Los nudos que se colocan en las zonas dibujadas para resistir el tinte son el paso más importante. Con gran paciencia se atan pequeños manojos de hilos siguiendo el diseño, generalmente con hojas de palma, rafia u otras fibras vegetales. En algunas zonas estas fibras son además enceradas para mejorar su impermeabilidad, aunque hoy en día también se usan materiales plásticos con los que se consigue una mayor definición de los dibujos.

Colocando el hilo en el bastidor.

Colocando el hilo en el bastidor.

Anudando los hilos para formar el diseño. Si la mujer ya tiene experiencia no necesita marcarlo primero.

Anudando los hilos para formar el diseño. Si la mujer ya tiene experiencia no necesita marcarlo primero.

Nudos-ikat

Detalle del ikat

La precisión de los diseños vendrá determinada por el número de hilos en cada manojo. Para un delicado diseño, se llegan a agrupar tan solo dos o cuatro hilos. Si por ejemplo el dibujo se refleja como un espejo, ya sea a lo largo o a lo ancho, los manojos de hilos con el mismo dibujo pueden agruparse y atarse juntos para reducir la cantidad y el tiempo de trabajo.

 

 

 

 

TEÑIDO

Los hilos anudados se sumergen en el tinte.

Los hilos anudados se sumergen en el tinte.

Después de atar los hilos de acuerdo al diseño, se sueltan del bastidor y se sumergen en el baño de tinte (previamente se tratan con un mordiente si el tinte no penetra por sí mismo en las fibras, como la morinda). El índigo, el color más común del archipiélago, es el pigmento natural ideal con el que trabajar porque penetra fácilmente en el algodón. El tiempo que los hilos permanecen sumergidos en tinte depende de la intensidad del color deseada, que puede ser de un día o varias semanas.

Al soltar los nudos aparece el color original del hilo que no ha absorbido el tinte.

Al soltar los nudos aparece el color original del hilo que no ha absorbido el tinte.

Tras haber secado los hilos al sol, se sueltan los nudos y se vuelven a poner cuidadosamente los hilos en el bastidor, alineándolos según los dibujos, y de nuevo se atan por manojos las partes que no deben ser teñidas para el siguiente baño de tinte. Así tantas veces como colores y dibujos se quieran obtener.

Después del teñido y aclarado final, se sueltan todos los nudos y los hilos se ponen a secar. Después, son estirados para formar los hilos de urdimbre o enrollados en bobinas para los hilos de la trama. Ya están listos para ser usados para tejer.

TEJIDO

Los hilos de la urdimbre deben colocarse cuidadosamente en el telar para hacer coincidir los dibujos que se han hecho con el tinte. El más común es el telar de cintura, aunque también se emplean telares más modernos como el ATBM (siglas en indonesio para “telar no mecánico”), que se utilizan generalmente para las telas que se tejen para vender porque el proceso es más rápido.

Colocando-hilos-en-el-telar

Los hilos se colocan cuidadosamente en el telar, haciendo coincidir las partes teñidas que forman el dibujo.

En el telar de cintura el ancho de la tela está limitado al ancho de los brazos de las mujeres, por lo que las telas tejidas al estilo tradicional con una anchura mayor suelen estar formados por la unión de dos piezas.

En el telar de cintura los hilos de la urdimbre “envuelven” longitudinalmente el telar de forma que el tejido final tiene forma de tubo. La parte que ha quedado sin tejer se corta y queda una tela rectangular con flecos, que se suelen retorcer y atar para que no se deshagan.

Las tejedoras utilizan palos flexibles, como el bambú, para ayudar a distinguir los dibujos de los hilos. Usan también un “liro”, una pieza de madera que utilizar para golpear y apretar los hilos en el tejido que va apareciendo. En un tejido de Urdimbre, los contornos verticales se distinguen perfectamente, mientras que los dibujos horizontales aparecen con vaguedad. En el Ikat de trama es al contrario. Una característica típica de los tejidos realizados con Ikat es que parecen estar desenfocados o borrosos, asemejándose a veces al dibujo de la piel de una serpiente.

Listo-para-tejer

Antes de comenzar a tejer, hay que introducir hilos de manera transversal para diferenciar los “manojos” de hilos.

Lo mejor para comprender claramente cómo es el proceso es ver directamente cómo se trabaja el tejido. El siguiente vídeo grabado en la isla de Flores muestra el proceso completo, desde que el hilado del algodón hasta el tejido de los hilos ya teñidos:

Uso de cookies

Textiles de Indonesia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR