Ikat

Proceso de Ikat

 

Tejiendo con un telar de cintura. Sumba, 2013

Tejiendo con un telar de cintura. Sumba, 2013

El Ikat es uno de los métodos de teñido más complejos del mundo. Los hilos se tiñen antes de comenzar a tejer, evitando que penetre el tinte en algunas secciones atando varios hilos entre sí con algún material resistente al agua que no permita que penetre el tinte, como alguna fibra vegetal, cuerda de algodón encerada, rafia o, más recientemente plástico. Después de aplicar el tinte, se sueltan los nudos y aparece el dibujo en las fibras. El proceso se repite tantas veces como colores o tonalidades se quieran conseguir. Finalmente los hilos se tejen en el telar, generalmente en un simple telar de cintura, en el que las tejedoras utilizan su propio cuerpo para mantener la tensión de los hilos.

Es una técnica de teñido por reserva como el tie-dye. Lo que distingue al Ikat es que el dibujo se tiñe sobre las hebras antes de empezar a tejer la tela, mientras que en el tie-dye se tiñe la tela que ya se ha tejido.

El término Ikat deriva de la palabra de origen Malayo mengikat, que significa “atar, anudar”. La palabra “Ikat” fue introducida en Occidente en el siglo XX, haciendo referencia tanto al proceso de teñido como a la tela ya finalizada.

Hay Ikat de urdimbre, de trama o doble Ikat dependiendo de a qué hilos se les da el dibujo. Generalmente, para el Ikat de urdimbre se utilizan algodón u otras fibras vegetales, mientras que para el Ikat de trama se emplean hebras de seda. En el ikat de urdimbre los patrones son claramente visibles en los hilos de la urdimbre en el telar aun antes de empezar a tejer. En el ikat de trama, como son estas fibras las que poseen el dibujo, el diseño va apareciendo a medida que se va creando la tela. En el ikat de trama el tejido de los hilos es más lento, ya que los hilos de la trama deben ajustarse con cuidado para mantener la alineación de los dibujos

Curiosamente, pese a que Indonesia es un país predominantemente musulmán, el Ikat surgió en su mayoría en zonas a las que no llegó el Islam (excepto en el sur de Sumatra y, en menor medida, en Lombok). La mayor parte de la población de Nusa Tenggara, una de las principales zonas de producción de Ikat, así como las islas Molucas, es cristiana. Otra parte de la población, aunque en menor número y descendiendo, es animista, como en Borneo. En Bali la mayoría de la población es hinduista. Sin embargo las creencias y costumbres tradicionales aún siguen vivas: se venera a los ancestros, se ahuyenta a los espíritus y se respeta con fervor a las fuerzas de la naturaleza, por lo que no es extraño encontrar que independientemente de la religión que se profese, los indonesios consideran sagrados determinados tipos de textil, especialmente el Ikat.

Los tejidos en Indonesia son mucho más que una prenda de vestir o un pedazo de tela. Representan un sistema de creencias, transmiten tradiciones y reflejan el carácter de cada sociedad. Actúan como un guía acompañando a la persona a lo largo de todas las etapas de la vida.

La variedad de estilos y diseños de los tejidos de Ikat es impresionante. Incluso en zonas cercanas entre sí la diferencia en los patrones es tal que difícilmente podrían considerarse vecinas. Esto probablemente sea debido a la escasa comunicación entre los diferentes pueblos, ya que la remota situación de algunas regiones y el terreno dificultan el contacto. Sin embargo, hay elementos decorativos comunes en las diferentes regiones del archipiélago, que curiosamente provienen de los diferentes diseños de las telas Patola originarias de India y que comenzaron a importarse a Indonesia alrededor del siglo XVII.

¿Cómo es el proceso de Ikat?

Uso de cookies

Textiles de Indonesia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR