Fábricas de explotación: ninguna fábrica es perfecta

Anniken Jørgensen

Anniken Jørgensen

Anniken Jorgensen, una joven bloguera noruega, durante un mes se metió en la piel de una trabajadora textil en Camboya. A través del reality Sweat Shop y con otros dos jóvenes, experimentó las penosas condiciones de trabajo y los bajos salarios (tanto que “había chicas que no se podían permitir una compresa durante su menstruación”) que suelen ser la norma en las fábricas que suministran ropa a las grandes marcas de moda.

No es nada nuevo, ni siquiera un secreto a voces, es un hecho sabido por todos pero que las marcas intentan ocultar. Por eso una de las consignas del programa era que en las entrevistas para relatar su experiencia no se identificase a ninguna de las empresas implicadas. Pero Anniken no cedió a esa presión y decidió dar nombres. H&M ya le ha solicitado una reunión.

También H&M estuvo en Indonesia a finales de junio de este año durante el juicio popular emprendido por los trabajadores de la industria textil por abuso de derechos humanos. Todas las marcas que fueron nombradas en los testimonios fueron invitadas al juicio, como Nike, Walmart o GAP, pero sólo H&M y Adidas quisieron estar presentes para ejercer su derecho a réplica (la descarada réplica de Adidas fue “ninguna fábrica es perfecta”). ¿Las acusaciones? Suspensión del salario mínimo (que es inferior a 80 euros), horas extra obligatorias, medidas de producción inhumanas, denegación sistemática de pagos de seguridad social, discriminación de género y supresión del derecho de libertad de asociación en la industria.

¿El veredicto? Que un salario digno y la libre asociación son esenciales para mantener una industria que respete los derechos humanos. Que si bien en los últimos años “ha habido algún progreso al abordar los retos a los que se enfrentan los trabajadores de una industria dominada por un pequeño número de compradores”, hay entre las marcas una preocupante “falta de urgencia y transparencia”. Que las marcas globales deben reconocer su complicidad en la violación de derechos humanos, porque “incluso si no están directamente implicadas con las compañías que cosen sus vestidos, son aún responsables por las condiciones en las fábricas”.

Pero mientras sea el Tribunal Popular y no las autoridades del estado quienes defiendan los derechos de las trabajadoras (la mayoría son mujeres), poco va a cambiar. Indonesia tiene una terrible reputación en cuanto a abusos de derechos laborales, con una legislación en la que es bastante fácil y habitual saltarse a la torera la ley del salario mínimo. Mientras las trabajadoras vivan en la pobreza “ninguna marca puede decir que es una empresa sustentable. El hecho de que las marcas se hayan convertido en fabricantes sin fábricas, no significa que pueden eludir la responsabilidad por la violación de derechos humanos de las mujeres que cosen sus prendas”, afirmaba una representante de Clean Clothes Campaign.

Lo irónico es que en Indonesia la reputación que tienen estas marcas es muy buena. H&M, Zara (y toda la familia Inditex), Mango y demás se consideran marcas casi de lujo. Y teniendo en cuenta el precio de venta, más alto que en España, y el nivel de vida medio de la población, lo son. Las clases medias y altas pagan buenas cantidades de dinero por productos fabricados casi a la vuelta de la esquina y de escasa calidad pero con un gran nombre, sin que esto repercuta positivamente en las propias manufactureras que viven en la pobreza. El consumo de estas y otras marcas se han extendido rápidamente gracias a sus productos de buen diseño y bajo coste, pero no hay más que ver el reparto de beneficios de la venta de una camiseta para ver la desigualdad de la industria. ¿Verguenza? Muy poca. ¿Beneficios? Astronómicos.

Desglose de los gastos de una camiseta. Vía Manos Limpias

Desglose de los gastos de una camiseta. Vía Manos Limpias

¿Consumidores? Seamos conscientes y coherentes. Debemos saber exactamente de dónde proviene lo que compramos y cómo fue producido. A partir de ahí, la responsabilidad y la decisión son completamente personales.

Para saber más:

Blog en español que transmitió la noticia de Anniken Jørgensen: Tejiendo Caminos

Blog de Anniken Jørgensen. En él hay enlaces a los capítulos del programa. Es en noruego pero en este caso las imágenes valen más que las palabras.

Veredicto del Tribunal Popular en Indonesia en el juicio por violación de derechos humanos en la industria textil. Vía Clean Clothes

Webs que se han hecho eco de la noticia como Muhimu y El diario

You may also like...

4 Responses

  1. Gracias Julieta! Me alegra que el blog te sea útil. El libro de No Logo lo leí hace ya unos años, aunque es de esos que no viene mal releer de vez en cuando. Hazme saber cuando vayas a venir a Indonesia por si te puedo ayudar en algo. Por cierto, eché un vistazo a tu blog y tienes unas fotos preciosas.

    • Julieta dice:

      Gracias Dewi, en unos meses no voy a dudar en escribirte.
      Al vivir ahí seguro tengas sugerencias interesantes para poder salirse de los sitios turísticos que son los que menos nos importan.
      Un beso desde Nueva Zelanda.

  2. Julieta dice:

    Hola! encontre recientemente tu blog y me parecio muy interesante, en breve voy a estar visitando Indonesia por unos meses.
    Te dejo un libro que puede interesarte: No Logo (Naomi klein).
    Saludos

  1. 16 septiembre, 2014

    […] unos día escribía acerca del programa noruego Sweat Shop (ver post) en el que tres jóvenes viajan a Camboya para adentrarse en la industria textil del país. Los […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Textiles de Indonesia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR