Cuero ético: ¿es posible?

Últimamente paso mucho tiempo trabajando delante del ordenador porque estoy metida de lleno en un nuevo proyecto. Estamos creando una pequeña empresa de bolsos y accesorios utilizando tejidos tradicionales de Indonesia, por fin una excusa laboral para poder viajar por todas las islas y ver in situ cómo se elaboran los tejidos!

Estamos teniendo unos días locos, dándole vueltas a la cabeza sin parar porque no queremos lanzarnos sin tener todo atado y bien atado. Planificación, gestión, diseños… Hecho. Lo que nos tiene estos días en vilo es más una cuestión de tipo ético que nos está complicando más de lo que hubiésemos imaginado. Somos un equipo pequeño pero con varias nacionalidades y experiencias, por lo que tenemos claro que nuestra idea se basa en un comercio justo para todas las partes que intervengan sin que importe el color del pasaporte o el número de titulaciones académicas. Es decir un pago justo y directo a las mujeres que crean las telas y a quienes nos ayudan a dar forma a los bolsos.

Desde un inicio queríamos combinar los textiles con cuero. Y es aquí donde comienza nuestro planteamiento ético. ¿Es ético usar cuero animal cuando podemos usar otros materiales? ¿es mejor utilizar una imitación sintética? Llevamos días de investigación para poder tener la mayor cantidad de información posible. No es muy fácil encontrarla, por lo que me gustaría compartir un artículo que encontramos y que, si bien aún no hemos decidido nada, nos fue de mucha utilidad.

El artículo original está inglés y la traducción es mía, así que pido disculpas ya de antemano por los errores que pueda haber. No soy ni mucho menos una experta en traducción, pero sí quiero compartir esta información que no he logrado encontrar en español:

(…)

Están aquellos para quienes el cuero representa un material duradero, deseable y biodegradable que puede ayudar a que un producto de moda resista el paso del tiempo. Para otros, especialmente vegetarianos y veganos, el uso del cuero está sujeto a las mismas cuestiones filosóficas acerca del consumo de carne y el uso de animales en el testeo de productos y la industria del entretenimiento – sin mencionar los problemas del trato animal que son generalizados en la industria cárnica.

A través de la historia, el cuero ha tenido un papel importante al cubrir las necesidad del ser humano de vestido, refugio y fabricación de herramientas. Sin embargo, como resultado del vertiginoso ciclo de la moda actual y el insaciable apetito que parece tener la sociedad por comprar cada vez productos más baratos, la industria del cuero ha reducido cada vez más las prácticas social y ambientalmente responsables.

El cuero como un subproducto de la industria cárnica

La mayoría de la gente ve el cuero como un subproducto de la industria cárnica, y en muchas ocasiones esto es cierto. El cuero vacuno es el más utilizado, llegando a ser el 65 % de los productos de cuero que se hacen hoy en día. PETA estima que millones de vacas son sacrificadas para carne anualmente, y que el 20% de los ingresos de cada una de las vacas proviene de su piel.

Otros cueros que se usan a menudo son el de ovejas, cerdos y cabras, también como subproductos de la industria alimentaria. Y para ser justos, si sus pieles no fuesen utilizadas como cuero, tendríamos entonces que hacer frente a otro gran problema de deshecho.

Sin embargo, esto nos lleva a la cuestión de cómo fue tratado el animal antes de que su piel fuese usada como cuero. Actualmente es muy difícil de saber, hay escasa trazabilidad en esta parte de la industria del cuero. Trataremos esto un poco más adelante.

Si miramos a otros cueros no tan comunes como el de avestruz, es completamente al revés, pues el 80% de los ingresos de un avestruz es por su piel y sólo el 20% por su carne. Algo parecido ocurre con otros cueros exóticos como el de cocodrilo, serpiente o lagarto, que son criados en granja y sacrificados casi únicamente por su piel.

El problema con el maltrato a los animales

Al identificar el origen del cuero, necesitamos considerar las traumáticas condiciones que sufren los animales en los mataderos, sobre todo en aquellos que tratan con carne y pieles a gran escala. Estas condiciones son ampliamente conocidas y generalmente resaltadas por grupos como PETA. Esto incluye prácticas como despellejar a animales vivos, hacinamiento y graves carencias en mataderos de todo el mundo. Incluso cuando los animales han crecido en libertad y alimentados orgánicamente, a menudo son llevados a los mismos mataderos comerciales.

Por ahora, y desgraciadamente, es difícil para los proveedores saber cuál es el origen del cuero, de qué matadero proviene y de qué manera murió el animal. Esto es consecuencia de cómo las pieles se compran y venden hoy en día, en parte debido a la falta de consciencia o acción del consumidor en esta parte de la cadena de suministro. Hasta ahora.

Cromo vs. Cuero curtido vegetal

La siguiente cuestión ética es cómo las pieles se tratan y procesan químicamente. Después de que un animal es sacrificado, su piel necesita ser dehaired, desgrasada, curtida, secada, suavizada, teñida y terminada. La mayoría de los tratamientos y procesos de teñido requieren una mezcla de químicos tóxicos.

El curtido es el proceso que transforma la piel animal en un material que no se descomponga o pudra. El curtido al cromo es el más usado, del 85 al 90% de los productos de cuero se tratan de esta manera.

El curtido al cromo emplea una mezcla de químicos, ácidos y sales (incluyendo sulfato de cromo) para teñir la piel. Es un proceso muy rápido que lleva sólo un día.

El curtido al cromo es también un proceso increíblemente tóxico y necesita muchísima agua. Genera unos residuos con alto potencial para convertirse en cromo cancerígeno (tipo VI), del que se ha sabido que contamina nuestros suministros de agua.

“Cualquiera que sea la opción de cuero que escojas, no hay una que satisfaga a todos. Tienes que decidir qué consideraciones éticas son más importantes para tu marca y su mercado objetivo”. Aunque en América y Europa existen ahora estrictas regulaciones acerca de cómo eliminar los deshechos químicos, en otros países como China e India, dos de los grandes productores de cuero hoy en día, las leyes ambientales son más laxas y los dehechos tóxicos son a menudo tirados a los ríos sin contemplaciones, donde pueden envenenar las fuentes de abastecimiento de agua y producir graves problemas de salud.

Una manera más amigable con el medio ambiente de curtir el cuero, tomada por varios diseñadores éticos y sostenibles, es el antiguo método de curtido vegetal. En lugar de usar sales de cromo se utiliza tanino que es un químico natural de varios árboles y plantas.

Aunque el curtido vegetal es un proceso mucho más largo, de entre tres y cinco semanas, no utiliza químicos tóxicos como el curtido mineral, lo que significa que causa menos daño medioambiental. Cuando llega al final de su ciclo vital, este cuero es más fácil y seguro de reciclar o desecharlo cuando ha sido curtido de manera vegetal.

(El artículo original incluye aquí varios ejemplos de proveedores de cuero curtido al vegetal)

Cuál es el problema con el “cuero patente”?

Sí, el “cuero” patente es de hecho cuero, o al menos solía serlo. Ahora los productos que parecen serlo están hechos de imitación de cuero o PVC. Podemos diferenciarlos fácilmente por el precio, ya que un coste mayor generalmente significa que está hecho de cuero auténtico de alta calidad.

El “cuero patente” se produce usando un tratamiento especial para conseguir esa apariencia brillante y húmeda, lo que lo convierte en resistente al agua y fácil de limpiar.

El proceso para crearlo solía involucrar una capa de hollín mezclada con aceite de linaza. Se aplicaban sucesivas capas de esta mezcla y se dejaba secar la piel boca abajo con piedra pómez después de cada aplicación. Para terminar el proceso, se introducía el cuero en un horno especial durante tres días y después se secaba al sol durante diez horas.

Sin embargo, desde la invención del plástico, los métodos para producir “cuero patente” ha cambiado radicalmente. Los acabados plásticos y las resinas sintéticas pueden producir efectors parecidos con costes y tiempos mucho más bajos, permitiendo así que sea producido en masa.

Los revestimientos usados hoy en día para crear “cuero patente” es casi siempre una mezcla de poliuretano y acrílico, que se solía aplicar con spray a las pieles colgadas para secar, pero a causa de los efectos en la contaminación del aire la mayoría del “cuero patente” es hoy en día acabado a través de una aplicación líquida llamada dispersión acuosa.

Opciones alternativas de cuero ético

Ahora diseñadores y marcas están buscando opciones de cuero alternativos como el de anguila, pollo, salmón y serpiente que son subproducto de otras industrias, las pieles de aquellos animales que normalmente se han tirado en el vertedero, u otras materias similares al cuero como la corteza, corcho y Ultrasuede que tienen una apariencia similiar, textura y prestaciones que el cuero.

Piel de anguila. Tradicionalmente, la mayoría de los productos de la anguila eran hechos de anguilas europeas y norteamericanas. Sin embargo ambas están ahora en peligro de extinción a causa de la pesca masiva. Actualmente, el congrio es la especia más común de anguila utilizada para alimentación, y es numerosa en todo el mundo. La mayoría de la piel de anguila utilizada en productos de moda usan anguilas que han sido criadas especialmente para la industria de la moda, pero ahora varios diseñadores de vanguardia se están suminsitrando de las pieles subproducto de las industria pesquera y alimentaria.

La piel de anguila es muy duradera. De hecho, es un 150% más fuerte que la piel vacuna con el mismo grosor. Es también más ligera y se vuelve más suave y flexible con el uso, haciéndola perfecta para el uso diario. Las numerosas aletas de la anguila dan al cuero un diseño distintivo con largas líneas estriadas que se elevan ligeramente de la superficie. Es más usada generalmente para hacer bolsos y zapatos.

(…)

El Poulard, o cuero de gallina, es conocido en el Lejano Oriente como un producto de lujo pero relativamente desconocido en el resto del mundo. (…) Este cuero tiene una textura y patrón granuloso similar al emú y el avestruz y es muy suave y duradero. Cuando es procesado adecuadamente, rinde como cualquier otro cuero.

De nuevo, este material es un subproducto de la industria alimentaria, en la que las pieles del pollo raramente se usan para otra cosa que para comer. Todavía queda la cuestión del tratamiento de los animales antes de que su piel sea vendida para convertirla en cuero.

La piel de salmón, que es normalmente desechada por la industria salmonera, puede convertirse en una alternativa al cuero más amigable con el medio ambiente que cuando es curtido y teñido tiene un delicado patrón escalado y parece un convincente cuero exótico.

El cuero de salmón es también muy fuerte y flexible (sorprendentemente, incluso más que el cuero vacuno), y tiene una textura 3D increíble, que ha sido comparada con la piel de serpiente, excepto que el cuero de salmón tiene un tacto más suave parecido al ante. Otras pieles de pescado que se usan para cuero son las de la perca y el pez lobo.

El proceso de curtido para la piel de pescado es mucho más rápido y menos tóxico que el de las pieles de mamíferos, ya que las escamas son más fáciles de quitar y puede hacerse a mano en comparación al pelo de un mamífero, que requiere algún tipo de tratamiento, a menudo químico.

(…)

Opciones de cuero vegano

Por otro lado, muchas marcas escogen no utilizar cuero animal y optan en cambio por el falso “cuero” más amigable con los animales. Sin embargo, mientras esto puede ser una mejor opción vegana, muchas de estar alternativas al cuero no son en absoluto medioambientalmente responsables.

Hoy en día, la mayoría de los falsos “cueros” están hechos con materiales plásticos como el PVC, que requiere para su producción químicos nocivos. Los dañinos aditivos que se emplean para tratar el “cuero” PVC son conocidos por soltar químicos tóxicos cuando son incinerados. Y es, simplemente, no biodegradable.

El poliuretano (PU) es una opción mucho mejor. Como es de por sí más suave y flexible no necesita los disolventes usados para suavizar el PVC y el cuero. Además, es biodegradable.

(…)

Algunas marcas más vanguardistas se están alejando de los tradicionales materiales de cuero falso y buscando otras alternativas más inusuales, como por ejemplo:

Cuero de corcho

El “cuero” de corcho se obtiene de finas hojas de corcho de la corteza del alcornoque. Es sostenible porque no es necesario talar el árbol y el corcho puede ser extraído del mismo árbol cada nueve años. En cuanto a la durabilidad es similar al cuero, lo que lo hace perfecto para zapatos y accesorios como cinturones.

(…)

Cuero de corteza

Los tejidos hechos con corteza provienen de árboles de la familia de las Moráceas. Se recolecta la fibrosa corteza interior de estos árboles y se apalea hasta conformar finas láminas para crear una tela de textura suave y fina. Hace tiempo ampliamente usada en Indonesia y las islas del Pacífico.

(…)

Ultrasuede

Hecho de microfibras 100% recicladas de residuos materiales postindustrailes como el interior de viejos televisores, Ultrasued es una alternativa tecnológica al ante. Tiene la misma textura que el ante pero es más resistente.

(…)

La única conclusión clara es que cualquiera que sea la opción de cuero que escojas no hay una que satisfaga a todo el mundo. Tienes que decidir cuáles son las consideraciones éticas para tu marca y sus clientes”

(…)

Research compiled by Amber Carter, additional reporting and editing by Sarah Ditty

Aclarar que el “cuero patente”, que se llama así porque fue patentado una vez, es ese que tiene un acabado de charol. Como curiosidad, decir que la palabra charol viene del portugués charão, y este del chino chat liao (donde chat el “barniz, laca” y “liao” material), de modo que significaría “materia que barniza”.

Fuentes:

Artículo completo: Leather, what’s ethical and what’s not?

Definición de charol

Y para saber más, podéis leer este artículo en el que además de exponer claramente la problemática alrededor del uso del cuero, habla acerca de certificaciones de la industria y de las políticas de responsabilidad que siguen al respecto ciertas marcas: No pises pisando

Por mi parte, me toca seguir investigando porque quiero saber cómo puedo diferenciar un cuero animal mineral de uno vegetal. ¿Alguien lo sabe?

You may also like...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Uso de cookies

Textiles de Indonesia utiliza cookies para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando estás dando tu consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pincha el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR